15/03/2019

Eres el metrónomo,
que me marca el compás,
de una melodía vital,
una partitura infinita
y, una sinfonía coral.

Eres base rítmica,
que compone y, frasea,
mi universo musical,
la escala y, la pauta
y, mi canción más especial.

Eres mi nota preferida,
la clave y, el sentido,
la batuta y, la obertura
y, el final más aplaudido.

Deja una respuesta