15/06/2020

Una realidad distópica

Bendito sea el fruto,
el Señor permita que madure.

Obedece su voluntad, mujer,
tu único fin es la procreación,
pues eres fértil y, eres servil,
bienaventurada y, dichosa,
por eso Dios te ha escogido,
alabado sea su milagro,
poder sobre ti, Él ejercerá,
gloriosa de pertenecerle,
serás salvada del pecado,
es una prueba, sin duda,
el Señor guiará tus pasos.

¡Bendito día!
Por su mano…
Por su mirada…

(Extraído del Cuento de la criada, una serie, en la que se retrata una sociedad imaginaria, terrible, cruel y a la vez indeseable. Lo que vivimos este 2020, salvando las distancias, fue una realidad distópica).

Deja una respuesta