25/04/2020

Subir y bajar

Mi vida ha sido como una montaña rusa,
cuántas veces habré subido a la cumbre,
otras tantas como un globo fui hinchado,
encontrándome en mi menudo paraíso,
aplaudí a todos con las manos crecidas,
ya vencí a la desidia estando encerrado.
Pero toda esta avenida fue inútil y, vana,
todo lo que construí yació derrumbado,
la esfera contenida rompió en pedazos,
me sentí tan idiota y, a la vez engañado,
por promesas que no fueron cumplidas,
que ya no quiero homenajes ni abrazos.

Deja una respuesta