31/03/2020

Solo oigo tu canto

En estos días inciertos,
donde todo es silencio,
solo escucho un canto,
tu trino es el remedio.
Suena a cántico alegre,
en medio del tormento,
tu silbo me conmueve,
dicha en mal momento.
Cuando miro a la calle,
y, percibo ese resueno,
mi alma se estremece,
hay paz tras el trueno.

(Es curioso y estremecedor que en medio de la gran ciudad y, en estos trágicos días que nos ha tocado vivir, podamos escuchar tan nítidamente el trino de los pájaros)

Deja una respuesta