414. No me hirieron tus palmaditas en la espalda; solo me hicieron más fuerte

414. No me hirieron tus palmaditas en la espalda; solo me hicieron más fuerte

Deja una respuesta