14/03/2023

Hoy volví a chupar banquillo,

estuve calentando por fuera,

sin pisar la raya,

y no vi puerta,

sudé, pero no vi puerta,

es una pena recorrer la banda,

de aquí para allá,

sin saltar al terreno de juego,

aunque nunca pierdes la ilusión.

Pero hoy ha vuelto a pasar,

me quedé con la miel en los labios,

intuí un gesto del entrenador,

queriéndome llamar,

hasta vi mi número en el panel,

esperando el cambio,

más nunca llegó,

y de nuevo el pitido sonó,

habrá que esperar una nueva oportunidad.

Seguiré entrenando en los bares,

así, a mano alzada,

barruntando la ocasión,

de volver a salir al campo,

y jugar a lo que sé,

dar patadas al aire sin balón,

para regresar de nuevo al banquillo,

el cual, es mi sitio natural.

¡Amén!

Deja una respuesta