16/12/2016

Llueve
y, derrama tus lágrimas,
escancia sentidos,
vuelca latidos,
hincha las branquias
y, olvida los ritos.

Llueve
y, huele a mojado,
apaga las luces,
extiende tus alas,
renueva las ansias
y, anuncia con gritos,
que vives la vida,
con la queda calma,
que anuncia el fin de la tempestad.

Deja una respuesta