25/10/2019

Libre

Suspiré,
al quitarme ese peso,
liberado de una carga,
que sentía aplastarme,
faltándome el aire
y, rayando en asfixia,
conseguí dominarme,
venciendo su empuje,
presión tan constante,
achuchaba inefable,
logré al fin soltarme,
librarme de su yugo
y, de ti, liberarme.

Deja una respuesta