SIGUES… (07/09/1992)

Sigues muriéndote en la calle,
suplicando una historia de amor,
sigues durmiendo en los portales,
mendigando un poco de calor.

Sigues oyendo a medianoche,
el silbido del ciego cañón,
sigues mirando en cada hombre,
el olvido, la muerte, el dolor.

Y, POR ESO NO PUEDO CANTAR, MÁS LO QUE VEO A MI ALREDEDOR,
ES LA CRUDA Y, TRISTE REALIDAD, DE ESTE MUNDO Y DE SU SINRAZÓN.

Sigues pudriéndote en la cárcel,
preguntando, ¿qué es lo que he hecho yo?
sigues pasando mucha hambre,
es lo que dice televisión.

Sigues buscando en tus ruinas,
aún los restos de la invasión,
sigues huyendo por la vida,
perseguido por tu sucio dolor.

Deja una respuesta