03/11/2016

Pequeño, eres menudo,
tierno y risueño,
la alegría reinante,
plenitud fascinante,
que has colmado abundante,
nuestros deseos y anhelos
y, has venido a anunciarte;
pequeño… nuestro pequeño.

(Dedicada a Álvaro, nuestro primer hijo, el cual nos colmó de felicidad cuando vino al mundo).

Deja una respuesta